Una comunidad de lectores
y más de medio millón de libros

Eres nuevo en quieroleer?
¡Crea una cuenta gratuita!

Registrarse

¿No sabes por dónde empezar?

Buscar tu próxima lectura es una buena manera ¿no te parece?

Reyes Calderón gana el Premio Azorín de Novela por ‘Dispara a la luna’

Narra la investigación sobre el secuestro de un policía de la Interpol y especialista en terrorismo, poco después de la declaración de tregua definitiva de ETA

La escritora vallisoletana Reyes Calderón ha sido la ganadora del Premio Azorín de Novela 2016, convocado por la editorial Planeta y la Diputación de Alicante y dotado con 45.000 euros, gracias a su libro Dispara a la luna . La autora había presentado su obra bajo los pseudónimos de Fernando Lasalle y “Nessun dorma” (Que nadie duerma).
 
La trama gira en torno a la jueza del Tribunal Supremo Lola MacHor, uno de los personajes clásicos de la autora, quien inicia una investigación sobre el secuestro de su amigo, policía de la Interpol y especialista en terrorismo, Juan Iturri, poco después de la declaración de tregua definitiva de ETA.
 
Durante su discurso, Calderón ha afirmado que su novela está “teñida de intriga de principio a fin” y ha resaltado que las aventuras de MacHor -ésta es la sexta entrega de la saga- se caracterizan por valorar “más los personajes que la sangre”. “Aunque baje a los más profundos abismos o suba a las más altas nubes, siempre tiene ese punto de ironía y esa sonrisa que deja una gran satisfacción y un punto dulce en los labios como el que tengo yo ahora”, ha agregado. Además, la autora ha opinado que si su personaje literario y Azorín se sentaran juntos frente al mar en Alicante “se llevarían muy bien”, puesto que ambos “son poetas y tienen un punto anarquista”.
 
Ya en rueda de prensa, la escritora ha detallado que con la redacción de Dispara a la luna ha aprendido que “la venganza siempre llama dos veces, que no es buena compañera, retorna como las mareas y no es una buena estrategia”. En contraposición, la novela también resalta la amistad: “Las amistades perduran, las venganzas te matan; es una lección que deberíamos aprender todos”, ha dicho.
 
La obra está ambientada en una época como la actual, donde un secuestro de ese calibre resulta “muy extraño”, por lo que “toda la novela gira en torno a lo que parece y no es, y a lo que es y no parece”. “Hay un juego de espejos y reflejos que es muy interesante, en algún momento divertido y en otros verdaderamente terrible, pues el propio secuestrado te cuenta su experiencia”, ha insistido.
 
Para su redacción, Calderón trabajó con la Guardia Civil y con la Gendarmería francesa, puesto que el secuestro que narra se lleva a cabo en la frontera con el país galo. En este sentido, ha calificado como “fascinante” el trabajo que llevan a cabo estos cuerpos de seguridad en situaciones como las del libro.
 
Preguntada sobre si no le preocupaba presentar una novela policíaca a un concurso como el Azorín, ha respondido que ella nunca busca una historia, que éstas la encuentran, y que, además, “una pelirroja de Bilbao como MacHor, es una mujer de la uno se enamora”. Precisamente de su personaje ha valorado su evolución a lo largo de los libros de la saga, y que éstos no son “una serie de casos, sino la vida de una jueza que evoluciona con ellos y con el tiempo”. La política también tiene su protagonismo en la historia, algo que es “inevitable”, como “el silencio que lo va a envolver” todo, ha desvelado. Para terminar, Calderón ha dejado dos pistas sobre el secuestro de Iturri, las dos palabras que le manda a su amiga MacHor para que le siga el rastro: Le Mans y Salamandra.
 
En esta edición, la vigésima tercera desde que este certamen se convoca de forma conjunta entre la Diputación de Alicante y Planeta, se han presentado 96 obras, de las que 83 procedían de España, dos de otros países europeos, seis del continente americano y cinco sin procedencia especificada. Como novedad, la gala de entrega del premio, que ha sido presentada por el periodista Juan Ramón Lucas, se ha realizado en una sala del Auditorio de la Diputación con capacidad para 1.200 invitados, mientras que en años anteriores el aforo era de 300.
 
Por otro lado, el jurado ha estado presidido por el diputado de Cultura y Educación de la Diputación, César Augusto Asencio, y formado por los escritores Juan Eslava Galán, Nativel Preciado y Almudena de Arteaga, el crítico literario Carlos Ferrer, el director de la Casa Museo Azorín, José Payá Bernabé y la directora de Editorial Planeta, Belén López.

La vanguardia. 4 de marzo 2016.